E-mail: bilsaru@hotmail.com

www.lobos-de-bilsaru.jimdo.com

 

CHAD (Akru)

LOBOS DE BILSARU

 

SUPER CAMPEÓN DE ESPAÑA

Es muy difícil no convertir el aspecto de nuestra futura mascota en el criterio fundamental de elección. Sobre todo si además de belleza nos aporta otros atractivos, como es el caso del PLC para todos los que ven en su parecido con el lobo una característica fascinante. No obstante, es imprescindible que su carácter y necesidades sean compatibles con nuestras posibilidades y expectativas.

Todos los interesados pueden consultar el estándar de la raza (que incluye un breve resumen histórico) en castellano en la página web del Club Español del Perro lobo checoslovaco (www.cepeloch.es), en la de Federación Cinológica Internacional (www.fci.be) , así como en otras muchas dedicadas a la raza o a la cinología.

Los estándares deben ser leídos con cierta prudencia, puesto que constituyen únicamente la referencia escrita de lo que los patrocinadores de la raza entendieron (en el momento de redactarlo) que debía ser el tipo ideal de ejemplar. Que nuestro perro se asemeje más o menos dependerá de los padres y criadero escogidos, así como de nuestra labor educativa como propietarios.

Otras fuentes de información sobre la raza, incluida la presente, responden a la experiencia particular (en el mejor de los casos) o a los deseos (en el peor) de los autores, casi siempre profundos amantes de la raza. Por lo tanto es fundamental contrastar lo que oímos y leemos e intentar conocer directamente a varios ejemplares para formarnos una opinión fiable. Por nuestra parte estaremos encantados de recibiros para enseñaros a nuestros perros, aunque tan sólo sea ese el motivo de vuestra visita.

Dicho lo cual os contaremos lo que nosotros entendemos como características más destacables del conjunto de ejemplares que tenemos, dejando claro que son producto de una combinación de raza, genética y educación, siendo muy difícil establecer relaciones causales entre esas diversas fuentes y las actitudes finalmente observables.

  • Son comunicativos. Poseen comportamientos fuertemente ritualizados y muy expresivos, como los gestos de sumisión, apaciguamiento, etc.
  • Interactúan mucho con animales y personas de su entorno y poco con desconocidos.
  • No están buscando constantemente caricias de sus dueños (tampoco las rechazan) y nunca de desconocidos (que probablemente sí rechacen apartándose). En cualquier caso recibirán mejor las caricias viendo la mano: por debajo de la boca, garganta, pecho y costados, y peor las que les resulten invasivas y que no les permitan ver la mano que les está tocando, como las que se suelen dar en la mayoría de las ocasiones por la parte alta de la cabeza.
  • Están muy pendientes de su dueño.
  • Son muy gregarios. Su comportamiento hacia animales o personas conocidas es muy diferente al que muestran con desconocidos. La mera presencia o ausencia de sus compañeros habituales provoca reacciones diferentes. En este sentido es importante para los que tengáis varios perros que acostumbréis a vuestro PLC a pasear o hacer actividades con vosotros sólos (sin que esto excluya los paseos en grupo), para no condicionar sus proceso de socialización y habituación a la presencia de otro perro conocido.
  • Son desconfiados con las personas desconocidas. Esta desconfianza se traduce en comportamientos de evitación y huida, no de amenaza o agresión. En este sentido es especialmente importante una socialización muy intensa y constante durante su etapa de cachorros, debiendo empezar cuanto antes. No son extraños los PLC miedosos o ansiosos por falta de socialización y familiarización con estímulos diversos en edades tempranas. Sus primeros meses de vida pueden derivar en un perro feliz o e un animal miedoso y ansioso. Esto rige para cualquier raza en general, pero es especialmente importante en perros primitivos.
  • No son agresivos. Evitan las situaciones de conflicto con otros animales desconocidos alejándose o mostrando su rechazo mediante gestos de sumisión y/o amenaza.
  • Son activos. Disfrutan de los paseos, carreras, baños, exploraciones, etc. Les gustan los juegos de presa y de pelota, pero deben conocer o haber tenido un contacto previo con su compañero de juegos humano.
  • Son serenos en situación de inactividad, como en casa o en el coche, o en medio de un tumulto cuando su dueño está esperando a su lado. Esto es especialmente cómodo para compatibilizar nuestras actividades con su compañía.
  • Aprenden muy rápido con motivadores potentes. Por nuestra experiencia básicamente con comida. Esto es fundamental para los que busquéis un perro para trabajar, y es la principal fuente de posibilidades y de limitaciones.
  • Son muy ágiles y resistentes.
  • Les gusta el agua y recurren a ella cuando hace calor. Aprenden fácilmente a nadar.
  • De cachorros, como muestra de saludo y sumisión, no es extraño que nos agarren con la boca, lo que para una persona no familiarizada con los perros puede confundirse con una mordida. Hacerles la boca “blanda” es sencillo con muestras de desaprobación o ignorándolos. El castigo tenderá a provocar un incremento de este comportamiento al intentar el cachorro apaciguar desesperadamente nuestro enfado.
  • La vista, olfato y oído están muy desarrollados.

En otras páginas encontraréis descripciones que incluyen otras características frecuentemente atribuidas al PLC. Nosotros las omitimos porque no las hemos apreciado en nuestros ejemplares ni en otros. Nos referimos por ejemplo a la “tendencia a perseguir gatos”, eventuales escapadas, disposición a “no rehuir el conflicto” o al “fuerte instinto de caza”. Por suerte nuestros ejemplares no tienen ningún interés en abandonar su entorno habitual sino es con la compañía de su dueño, rehuyen el conflicto al que no parecen encontrarle mucho atractivo (lo cual no quiere decir en absoluto que no se defiendan si es necesario o que nunca se enfrenten a otro perro por el acceso a recursos) y tienen la tendencia de todo perro a perseguir animales pequeños que corran delante de ellos (sean gatos o ardillas), pero sin la pasión y ansiedad de otras razas. Por desgracia para los aficionados al trabajo deportivo pero por suerte para la mayoría de los propietarios, nuestros perros no han desarrollado un fuerte instinto de caza. Volvemos a matizar que el comportamiento cada perro es producto de una conjunción de variables en las que la educación del criador y del propietario juegan un papel fundamental.

Por último decir que son una raza relativamente nueva (el estándar fue aprobado por la FCI en 1999, sus orígenes se remontan a los experimentos llevados a cabo por la policía de la antigua Checoslovaquia a finales de los 50 y principios de los 60) por lo que, lo que finalmente sea esta raza, dependerá enormemente de nuestro trabajo como propietarios y criadores, ya seamos ocasionales o permanentes 

Abajo a la izquierda en la zona de navegación podreis encontrar más información útil sobre la raza.